Proyecto Hermes | La Marca de Odín

Proyecto Hermes

Imagen de Odin

Descripción

Desde 1950, tanto Estados Unidos como Rusia han competido por ser los primeros en la carrera espacial. Tras el final de la Guerra Fría, esta competencia se tornó en una política de cooperación y colaboración, a la que también se terminaría uniendo la Unión Europea. Estados Unidos tomó el liderazgo gracias en parte al uso de sus transbordadores espaciales. Con su jubilación a principios del siglo XXI se abrió una gran incógnita entre todos los actores principales. ¿Cómo sustituirlos en una situación de crisis económica mundial?

En un principio cada superpotencia optó por soluciones individuales. Rusia iba a seguir con sus cápsulas Soyuz, viejas pero funcionales. La Agencia Espacial Europea, ESA, con un carguero autónomo no tripulado y la NASA invirtió en los titánicos cohetes ARES, que finalmente desestimó por su coste desorbitado. La continuidad de la carrera espacial corría peligro y con ella el progreso de la humanidad.

La solución vino tras una cumbre especial realizada en Nueva York entre los Estados Unidos y la Unión Europea en octubre de 2007. En ella se concluyó que la única forma de asegurar la continuidad del liderazgo de la carrera espacial por Occidente era la unión completa e íntegra de sus fuerzas. Para ello se decidió la construcción de un nuevo centro aeroespacial en el que se sumaran los recursos de Europa y Estados Unidos en el desarrollo de una nueva generación de transbordadores espaciales.

La localización de este nuevo centro fue muy disputada por los países candidatos, pero al final fue España la que logró ganar, gracias al apoyo de Estados Unidos y de la apasionada defensa de la candidatura del recién elegido presidente español, Manuel Alonso.

Tras inaugurar oficialmente el Centro Aeroespacial Europeo de Sevilla en abril de 2010, el proyecto Hermes empezó a dar sus primeros pasos. Así es como se había decidido llamar a esta ambiciosa iniciativa de diseñar y desarrollar una nueva generación de transbordadores. Una meta que ha logrado reunir a las mentes más brillantes del mundo, científicos, ingenieros, todos bajo un mismo techo y objetivo.

Después de más de dos años trabajando a un ritmo increíble el proyecto Hermes cada vez está más cerca de pasar de la teoría a la realidad.

Rumores

Fuera de los muros del Centro Aeroespacial Europeo de Sevilla pocos saben los detalles exactos del misterioso proyecto Hermes. El hermetismo es total y las medidas de seguridad, con tropas de la OTAN, son impenetrables. Recientemente se ha anunciado que se va a escoger a un pequeño grupo de estudiantes universitarios para participar en el proyecto Hermes. Sin duda, estos jóvenes serán los primeros ajenos al CAE en ver de primera mano qué es realmente este enigmático y ambicioso proyecto.

Image: